El suicidio de los débiles

Por José Sánchez-Boudy

Las últimas declaraciones de algunos lïderes mundiales, religiosos y polïticos llevan al suicidio de Occidente. Europa, lejos de hacerle frente, como la otra España y Carlomagno en su tiempo al reto fundamentalista-terrorista, cuyo fin es borrar la Civilización Occidental, atacan a los Estados Unidos mostrando, estos lïderes de que hablo, una tendencia al suicidio que ya ha sido recogida con resultados fatales para el Mundo de Occidente, por la historia. Aquï está en juego toda nuestra civilización y por supuesto, quien la forjó. El Cristianismo. Ese pedir perdón hasta por las Cruzadas, ese pon la mejilla, es hacer aquello que llevaron a cabo innumerables pueblos, cuando Atila marchaba sobre el mundo occidental y la actitud gloriosa y firme del Papa y del Occidente lo paró, ponïan el pescuezo al sable. Y hay que volver a esto: a pelear.

El novelista Norman Mailer, con cuyas ideas he chocado muchas veces, y con su conducta, enmarcada dentro de la contracultura, ha visto claro, sin embargo, en un libro que acaba de publicar: ¿Por qué estamos en Guerra?.

Mailer explica, claramente, que esto es una guerra de civilizaciones. El pensar como se ha dicho últimamente que la presencia de los Estados Unidos va a desencadenar una contienda religiosa, es falsa. La conflagración ya está andando y el occidente no lo ha entendido.

El libro de Mailer, al que no aceptamos en innumerables ocasiones, tiene, sin embargo, pasajes interesantes. Se trata de un coloquio con su amigo Rader. Este le afirma lo siguiente: "Lo que yo creo es que afrontamos una guerra de civilizaciones entre un culto islámico a la muerte... Mailer, más tarde aceptará esto, pero ahora hace una observación muy veraz: "la guerra no es solamente, digo yo, contra el occidente sino, asi mismo, contra los mismos musulmanes. Dice Mailer: "Espera un segundo. ¿Culto a la muerte? No vayas tan lejos. Por cada musulmán que cree en ese culto hay miles que no creen".

Mailer habla de la envidia que la civilización árabe siente por la civilización occidental, y su repercusión, y el dolor que siente el árabe, el que tuvo la cultura más alta del mundo en un momento dado, por haber perdido ésta. "Veamos ahora la invasión cultural que el occidente ha perpetrado en el Islam. La reacción musulmana es que la tecnologïa moderna y el capitalismo de empresa están poniendo en peligro al Islam. Lo ven como que todo lo norteamericano trata de destruir la base de su cultura. Los musulmanes ortodoxos ven con indignación la enorme libertad que disfrutan las mujeres en la cultura norteamericana. (Mailer)

Hoy en dïa, cuando se lee las declaraciones de representantes religiosos y polïticos, de las naciones europeas, se contempla, señalo yo, la misma actitud que tuvo Venecia cuando el ataque a Constantinopla, que fue uno de los acontecimientos más traumatizantes del mundo en que vivimos. En su formidable novela, El caballero de la resignación, el escritor rumano españolizado, Ventilia Horia, con su profundidad de un hombre que ha nacido en una nación que ha contemplado conflagraciones y guerras y degellos, como señala otro novelista universal Gheorghiu, el de La hora veinticinco, una de las narraciones más poderosas que se han escrito, nos cuenta la traición de Venecia cuando los turcos ocuparon Constantinopla y cuando sometieron media Europa.

Venecia no ayudó: construyó el cañón formidable que bombardeaba las murallas de la ciudad; la dejó además perecer para apoderarse de su comercio, mientras una orgïa de codicia, contracultura y aberraciones terminaba, interiormente con ella, con Venecia.

Mailer escribe: "Si rascas un poco un norteamericano siempre dice: "Este es el païs de Dios". Bueno, yo dirïa que Estados Unidos es el experimento más extenso y sentido que ha hecho Dios. Por eso me inclino a pensar que la mejor explicación del 11 de septiembre es que el demonio ganó una batalla". (Mailer)

Satán: El Fundamentalismo. La batalla de Irak hay que ganarla de todas todas. De lo contrario, la región, que se vio asolada por una de las grandes masas militares de la antigedad, los Asirios, con base en Nïnive, como nos recuerda el historiadorToynbee en un ensayo, verá la formación de un Imperio árabe que liquidará no sólo a los demás Emiratos, sino también, a Israel, aunque tenga cuarenta bombas atómicas, dado que los musulmanes son cerca de dos billones de seres humanos; y Europa contemplará un perïodo de desestabilización y hasta de anarquïa que puede durar años y años porque la población musulmana en ella, religiosa y trabajadora, puede ser desviada, por demagogos de sus fines pacïficos. Y caerïamos en esos cinco siglos de Cruzadas, que contemplan, hoy, las ruedas del molino en una de las fortalezas construidas por el Reino Cristiano de Oriente; por los Cruzados.

Ustedes dirán que yo analizo mal. Y ojalá sea sï y me equivoque, pero el futuro, de no comprender lo que está en juego el Mundo Occidental como lo ha hecho Estados Unidos entendiéndolo no pinta bien. Con los europeos haciendo como el avestruz.

En esa pieza reveladora que fue su última comparecencia de prensa, el Presidente de Estados Unidos señaló algo super importante: se acabó el "Aislacionismo", o sea somos sumamente vulnerables. Y el Aislacionismo ha sido la piedra angular de la defensa de este estado hasta el 11 de septiembre.


FIN



Éste y otros excelentes artículos del mismo AUTOR aparecen en la REVISTA GUARACABUYA con dirección electrónica de:

www.amigospais-guaracabuya.org